Evita los pagos mínimos y termina de pagar tu crédito

Pagar solamente los pagos mínimos de tu crédito puede ocasionar que tu deuda crezca. Conoce en qué situaciones es conveniente hacer uso de este recurso.

Read More...

Escucha el contenido con nuestro asistente de voz
Voiced by Amazon Polly

Manejar correctamente nuestras finanzas personales debería ser prioridad para todos. Una de las mejores formas para lograrlo es pagar nuestros créditos en tiempo y forma. En este sentido, un error frecuente en el que caen los acreditados es cumplir sólo con los pagos mínimos de su deuda. Aunque esto puede tener algunos beneficios, lo cierto es que debe tomarse con cuidado. Como siempre decimos, no se trata sólo de tener recursos, sino de utilizarlos de la mejor forma para beneficiarte. 

Primero que nada, ¿qué son los pagos mínimos? De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios Financieros (CONDUSEF),  son la cantidad solicitada por la institución financiera en la fecha de corte para que el crédito se considere al corriente. Dicho en otras palabras, es la cantidad solicitada por una financiera para que en el registro de tus pagos no se registre un atraso.

Tal vez te interese: ¿Puedo salir del buró de crédito?

Si se utiliza como una estrategia de emergencia, puede tener algunos beneficios. Nadie está exento de una mala racha financiera. Por ejemplo, es posible que un acontecimiento familiar o necesidad médica impactaran directamente en tu presupuesto, desacompletando la mensualidad de tu crédito. En ese momento, cubrir con los el pago mínimo te ayuda a evitar un reporte en buro de crédito o la generación de intereses moratorios. Sin embargo, no es un movimiento que deba utilizarse de forma repetida.

Los pagos mínimos de tu crédito se componen principalmente de intereses, comisiones y gastos administrativos. Por ello, al abonar este pago, tu deuda reduce muy poco. A la larga, realizarás pagos durante más tiempo, lo que eleva el costo de tu crédito. Sucede un efecto de “bola de nieve”, en que tus pagos son cada vez más y más grandes.

Tal vez te interese: Identifica cuál es el mejor crédito para ti y tu bolsillo

En este sentido, es mucho más económico ser honesto contigo y tus finanzas. Si luego de revisar tu situación económica, descubres que no puedes realizar abonos mayores a los pagos mínimos de tu crédito, es momento de actuar. 

Primero que nada, acércate a tu institución financiera. Ten por seguro que al demostrar tu voluntad de pago, te ofrecerán una posible solución para ajustar los pagos a tus posibilidades. A esto se le conoce como reestructuración de deuda. Revisa los condiciones que te ofrecen y recuerda que siempre es mejor tener pagos a tu medida que sólo cubrir el monto mínimo de un presupuesto que ya no representa tu situación financiera.

Si por otro lado, analiza cuántos créditos estás pagando y cuánto pagas por ellos (intereses), por ejemplo, si tienes una hipoteca, un crédito automotriz y además tu tarjeta, seguramente estás pagando una gran cantidad de intereses; si este es tu caso, la solución idónea es consolidar tu deuda, porque esta acción te ayudará a disminuirlos y ahorrarte bastante dinero. Para lograrlo puedes solicitar un crédito para liquidar estos adeudos con un sólo pago. 

Es por ello que nuestro consejo es buscar una financiera que te ofrezca una tasa fija, pues así sabrás el monto de cada mensualidad para incluirla en tu presupuesto.

En Bien para Bien tenemos planes para que cubras tus adeudos con otras instituciones. Podemos otorgarte un crédito incluso si tu buró de crédito ya se encuentra en mal estado, pues tu casa te respalda. Acércate a nuestros asesores y pregunta por un crédito a tu medida. Llama al 800 6000 272 o envía un mensaje por WhatsApp con un click aquí.

Empieza con un crédito de liquidez

Más información
Bitnami