¿Por qué cuando dejas de pagar tus deudas te hablan para “negociar”? Conoce lo que es una QUITA

Si tus compromisos financieros te están ahogando, quizá estés considerando recurrir a una quita, pero ¿realmente te conviene? Da clic y conoce todo sobre este acuerdo.

Read More...

Escucha el contenido con nuestro asistente de voz
Voiced by Amazon Polly

En ocasiones, cumplir nuestros compromisos financieros puede ser muy difícil, en especial en temporadas de incertidumbre como la que vivimos. Por motivos que nada tienen que ver con nuestra voluntad de pago (como la disminución de ingresos o el surgimiento de gastos inesperados) cubrir el monto de adeudos se vuelve prácticamente imposible. Si este es tu caso, quizá hayas considerado una quita, pero ¿realmente te conviene?

Antes que nada, aclaremos este popular concepto financiero. Una quita es un acuerdo entre un deudor y un acreedor. En él, una institución financiera y quien le debe negocian la deuda existente para reducirla entre un 30% y un 80%. Quien otorgó el dinero acepta renunciar a una parte de él con la intención de recuperar una parte de lo que prestó a cambio de garantizar que una parte de ella se cubrirá en uno y hasta tres pagos. 

En otras palabras, con una quita puedes negociar tu deuda para reducirla en un porcentaje considerable, que puedes pagar en pocas exhibiciones. ¿Suena tentador, no? 

Librarte de la deuda con una quita puede parecer una atractiva solución en el presente, pero a futuro será un problema para tus finanzas personales. Al recurrir a este tipo de acuerdo con alguno de tus acreedores, quedará registro en tu buró de crédito. Esto no sólo se reflejará con un mal score, sino con una mancha que indica que no cubriste el total de tus compromisos financieros. 

Como explicamos a profundidad en este artículo el buró de crédito es el registro de tu comportamiento crediticio. Sirve para que las instituciones que brindan crédito, desde una tienda departamental hasta una empresa hipotecaria, conozcan cómo respondes a tus deudas y decidan si brindarte un préstamo o no. Por ello, mantenerlo sano es importante.
En caso de recurrir a una quita, la mancha que quedará en tu buró te impedirá acceder a otro crédito en los próximos seis años: una tarjeta de crédito, un préstamo para un auto o cualquier tipo de financiamiento que necesites para cumplir tus metas.
 

Nuestra recomendación es que antes de optar por una quita, siempre busques reestructurar tu crédito. Esto quiere decir que puedes renegociar la tasa de interés o hasta el plazo de pago, pero no el monto total. De esta forma, aunque tardes más en cubrir la totalidad del préstamo, tu buró de crédito reflejará que pagaste el 100% de él. Para conocer más acerca de esta alternativa, visita este artículo: ¿Cómo pagar mis deudas?

Sabemos que mantener sanas tus finanzas personales es prioridad para ti, por ello, te apoyamos con un crédito de liquidez con tasa fija, para pagar hasta en cinco años. Obtén hasta $5 millones para sanar tus finanzas sin importar tu score en buró, tu casa es garantía. Llámanos al 800 6000 272 o escríbenos por WhatsApp con un clic aquí. 

Empieza con un crédito de liquidez

Más información
Bitnami